sábado, agosto 19, 2006

Tres primeros días de Alan García

Posted on 10:23 p.m. by Javier Vargas

Punto y Aparte

Los tres primeros días del gobierno de Alan García han transcurrido de anécdota en anécdota, por decirlo de alguna manera. Primero, el 28 de julio, el presidente Alejandro Toledo se olvidó entregar la banda presidencial a la presidenta del Congreso, Mercedes Cabanillas. Luego, García se autoimpuso la banda presidencial mismo Napoleón, un hecho fuera del protocolo acostumbrado.

Al día siguiente, en la Parada Militar, un loco evangélico –como lo han llamado luego del escándalo, ya que Alan García casi se cae al piso producto del empujón-, burlando la seguridad que rodeaba al jefe de Estado –que además estaba acompañado de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet- intentó dos veces entregarle un CD de música cristiana.

Y para terminar, el domingo 30, Alan García asistió, junto a la presidenta del Congreso y algunos ministros de Estado, a la Celebración de Acción de Gracias organizado por algunas iglesias evangélicas de distintas denominaciones. Cerca al término del culto, unos niños le entregaron una Biblia no católica –la llamada Reyna Valera-, García la recibió, la levantó con las dos manos y la mostró a los aistentes, hecho que originó el delirio de los evangélicos que aplaudieron con todas sus fuerzas. Fue un hecho que llamó la atención, dado que es la primera vez que un presidente de la República asiste a un culto protestante.

Así han transcurrido estos primeros días del gobierno de Alan García, entre anécdotas, hechos curiosos y sustos... ¿será acaso una señal de lo que nos espera estos cinco años?

No Response to "Tres primeros días de Alan García"